Dibujos a máquina

Dibujos a maquina cadenas

Dibujos a máquina de Rafael Cadenas

Diseño de Alvaro Sotillo
Con un prólogo de Luis Miguel Isava, este divertimento del reconocido poeta es un rescate editorial del artículo publicado en la revista CAL en los años sesenta.
Un libro único para los conocedores de su obra.
Ganador en la categoría Juvenil de Los Mejores del Banco del Libro 2013

“Sutiles poemas visuales nos convidan a aclarar la vista, a leer entre líneas, letras y símbolos. En cada página se mezcla lo simple y lo complejo, se nos narran pequeñas y extraordinarias historias en forma de poemas ilustrados bajo los signos del alfabeto y la evocación de la máquina de escribir y, con ella, al pasado”.  (Tomado de Canallector.com)

“En 1966, Rafael Cadenas publicaría en la revista CAL, dirigida por Guillermo Meneses, unos poemas “ilustrados”, que escribió en su máquina de escribir. El año pasado, la editorial Camelia, en su constante búsqueda por innovar en temas y formatos, recoge este valioso documento del poeta para publicarlo en un libro llamativo. Minimalista, construido con páginas a doble pliego y con una portada hecha de papel cebolla donde se lee la impresión original de la revista, son algunos de los detalles de diseño de Álvaro Sotillo y Juan Fernando Mercerón. Un libro de juegos líricos y formas, donde a través de las teclas de la máquina se construyen discursos visuales que invitan al lector al juego de la abstracción con la pista de la palabra. Un libro para invitar a los jóvenes a decodificar los dibujos y textos de Cadenas y que los acerca a la tradición poética del país. La introducción de Luis Miguel Isava seguro será disfrutada por los expertos en poesía. Postulado para Los mejores del Banco del libro en el 2013”. (Tomado de http://prodavinci.com/blogs/yockteng-y-buitrago-una-pareja-singular-en-venezuela-literaturainfantil/)

Anuncios

Camelia en la librería Sopa de Letras

DSC08405Acompañada de niños, ponqués y una piñata, el pasado abrilCamelia Ediciones presentó, en la librería Sopa de letras, tres novedades de su catálogo. Bajo el potente sol y con la voz de La rana encantada, se oyeron —y vieron— estas nuevas propuestas junto a algunos de sus creadores y futuros lectores: La fábula de los cochinos, La mano de mamá y Ding Dang Dong se unen al catálogo de más de treinta libros que Camelia lleva editados en Venezuela.

No en vano, María Angélica Barreto y Javier Aizpúrua, cabezas de este proyecto editorial, permanecen consecuentes tras más de diez años de edición en el que se iniciaron con la traducción del francés del gato Milton. El amor por los libros infantiles de Barreto viene precedido de su experiencia como niñera en Francia y su formación en Ediciones Ekaré, donde trabajó algunos años. Ella, diseñadora gráfica, unió su pasión por los libros a la de Aizpúrua, cuya dedicación se evidencia en su trabajo en la imprenta Ex Libris, de la cual aún se hace cargo.

Si algo caracteriza a Camelia son algunos de sus riesgos editoriales. Libros de autores o ilustradores inéditos o experimentación con el formato, generan títulos curiosos como Begoña, la araña, un libro abigarrado que obliga a nuevas formas de lectura, o Alanagua, donde el uso del papel cebolla simula la sensación del agua. También los distintos usos del papel, el juego en el diseño o el trabajo experimental de las ilustraciones crean experiencias plásticas como las de Sonatina, Abecedario temerario, ABCirco, Dibujos a máquina, Alfagraficobeto, ¡Ay, amor! o Perro Picado, libro con el que celebraron los diez años de su primera edición. Quizás por este riesgo, su libro Siempre quise viajar de Alfredo Cottin, ilustrado sólo con fotografías, es uno de los más vendidos. Un catálogo siempre a la vanguardia, aunque a veces dispar -consecuencias obvias de la innovación-, presenta también libros para todas las edades, editando textos de Adriano González León, Rafael Cadenas o Alberto Barrera Tyszka. Lo que sí es cierto es que el trabajo constante rinde sus frutos. La editorial ha sido invitada en los últimos años a las ferias del libro de Frankfurt y Bolonia, prestigiosas en el mundo de la edición.

Tomado de: http://prodavinci.com/blogs/camelia-y-su-apuesta-editorial-por-pezlinterna-literaturainfantil/